Noviembre 15 de 2016 – Cuando se cumplía el día 1.530 desde que denunciamos por primera vez el pésimo servicio de Electricaribe, el Gobierno escuchó nuestras peticiones e intervino a esa empresa. 

Más de cuatro años insistiendo ante el Gobierno, la Superintendencia de Servicios Públicos, el Ministerio de Minas y Energía, de realizar debates de control político, salir a las calles y decir a una sola voz 'No más Electricaribe'. Ahora la costa caribe tendrá la oportunidad de que otros operadores, más responsables y con un mayor músculo financiero, asuman la prestación del servicio de energía. 

“Valió la pena todo el esfuerzo y las denuncias que hicimos con los habitantes de la costa quienes nos han acompañado en la incasable lucha contra los abusos de esta empresa. Hoy más que nunca continuaremos trabajando para que esta intervención resulte en la liquidación definitiva a Electricaribe y se abra la puerta a nuevos operadores como EPM, tal y como lo hemos propuesto”, explicó David Barguil.  

Cabe recordar que el presidente del Partido Conservador recorrió los siete departamentos de la costa, logró aumentar las multas a las empresas que prestan un mal servicio, presentó más de 500 mil firmas de usuarios inconformes con Electricaribe y en agosto de este año lideró una marcha en Barranquilla exigiendo la salida de la misma de la costa caribe.

 

8 de noviembre de 2016 - Hace 1521 días denunciamos por primera vez el mal servicio de energía en la costa.

 

518 días llevamos esperando que la SuperServicios expida el decreto que permite multar hasta con $68 mil millones a esa empresa.

 

Desde hace 7 meses pedimos al Gobierno que intervenga Electricaribe por su falta de liquidez y un posible apagón en la costa.

 

Planteamos un reemplazo como EPM

 

Recogimos 500.000 firmas

 

Más de 10.000 costeños salieron a las calles

  

¿Qué más se necesita para que el Gobierno intervenga a esa empresa? 

 

Octubre 26 de 2016 - Nuevamente reiteramos nuestro llamado al Gobierno Nacional, para que intervenga a Electricaribe y para que se hagan los ajustes regulatorios que permitan que otros operadores asuman la prestación del servicio de energía en la Costa Caribe. 

La semana pasada la empresa no pudo pagar la energía que compra en bolsa para abastecer a los siete departamentos de la costa, lo cual derivó en un  proceso de ejecución de garantías. La situación de Electricaribe es cada vez más preocupante; ya empezó a impagar sus deudas y difícilmente podrá acceder a nuevos créditos del sistema financiero para apalancar la compra de energía. Actualmente, la deuda con las entidades bancarias es cercana a los dos billones de pesos y tiene proyectado un vencimiento de más de un 70%, para los años 2016 y 2017. 

Es claro que la empresa no tiene la liquidez, ni la capacidad financiera para asegurar la prestación del servicio de energía. “Una vez más insistimos al Gobierno Nacional que intervenga inmediatamente a Electricaribe, evitando así que los  costeños sean sometidos a un apagón indefinido”, aseguró Barguil.  

Hemos planteado alternativas y seguimos insistiendo en que es el momento de que el Gobierno actúe con celeridad y pragmatismo. Es por esto que solicitamos se modifique el marco regulatorio de la CREG y así permitir la entrada de otros operadores, como EPM, una empresa seria y pública, que puede asumir la prestación del servicio en la región caribe o en parte de ella.

Miércoles, 26 de octubre de 2016 -  El representante David Barguil denunció un ‘mico’ en la reforma tributaria que afecta a los asalariados de más bajos ingresos. Se trata del artículo 16 que modifica el numeral 383 del Estatuto Tributario, donde se establece la tarifa de la retención en la fuente. En la actualidad los colombianos que ganan $2’800.000, después de los descuentos de ley, pagan una retefuente del 19%; lo que se pretende en la reforma tributaria es que el valor base baje a $1'487.650 y se le aplique una retefuente del 10%. 

“Es decir, los colombianos que ganen $1’487.650  tendrán que pagar la retención en la fuente. Esto es golpear a las personas de clase media, las de más bajos ingresos, los asalariados. Anuncio que me voy a oponer a este artículo y no vamos a permitir que personas con un salario base de retención de más de $1’400.000 terminen pagando retefuente”, advirtió el congresista Barguil. 

Para poner un ejemplo, hoy en día una persona que, después de los descuentos de ley, tenga una base de retención de $2’800.000 no paga retención en la fuente. Con la propuesta del Gobierno, esta misma persona tendrá que pagar 185 mil pesos mensuales, es decir, 2’220.000 al año de retención en la fuente. 

“No permitiremos que se cargue más a las personas asalariadas de menos ingresos. No es justo que en el afán de recaudo el Gobierno no piense en los colombianos que ganan un salario justo para mantener a sus familias”, puntualizó el representante Barguil.