Miércoles, 18 de enero de 2017- Como hijo de Cereté, el representante a la Cámara  David Barguil, se reunió esta tarde con el Superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz, con el fin de hallar una solución definitiva que permita recuperar el hospital de Cereté. El jefe de la entidad se comprometió con Barguil a dar resultados del proceso de vigilancia especial e informar los avances de la misma. 

"Visitamos al señor Superintendente de Salud para comprometerlo con una solución definitiva, real y efectiva a la crisis del hospital de Cereté. Este hospital es un patrimonio de todos, en el pasado fue el mejor del departamento y hoy se encuentra sumido en una crisis que tocó fondo. El Superintendente manifestó que nos informará paso a paso sobre un proceso de vigilancia especial que se adelanta y trabajará de la mano con nosotros hasta encontrar dicha solución", manifestó el congresista. 

El representante viene buscando apoyo de la Superintendencia y otros sectores para sacar adelante el hospital de Cereté que se encuentra sumido en una profunda crisis administrativa y financiera.  

"No vamos a descansar hasta que hallemos una solución definitiva para que el hospital de Cereté vuelva a ser la institución que era hace unos años y le brinde un buen servicio a los habitantes del municipio", puntualizó Barguil.

Enero 19 de 2017 - El representante David Barguil, agradeció al Ministro de las Telecomunicaciones, David Luna, por no revivir las cláusulas de permanencia en telefonía móvil, eliminadas gracias a una iniciativa del congresista en 2012. Barguil resaltó el informe presentado por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) según el cual se presentó una mejora en las condiciones de competencia del mercado de celulares debido a la participación de un mayor número de empresas y la diversificación en los tipos de productos de las mismas. 

"Gracias a la decisión de no revivir las cláusulas de permanencia y de mantener intacta nuestra iniciativa, hoy el tiempo nos da la razón. Actualmente la participación en el mercado de las empresas celulares es mucho más competida y esto ha hecho que el precio de los servicios de voz y datos sea más accesible a los usuarios. Además muchas personas que antes no podían acceder a un celular de gama media o alta, ahora sí lo pueden hacer", señaló el representante a la Cámara. 

Según la CRC los operadores de telefonía móvil "han centrado sus esfuerzos en mejorar el servicio y modificar su oferta comercial para que esta se ajuste a las necesidades de los usuarios”. Sólo por poner dos ejemplos, En el segundo trimestre de 2016 hubo una reducción en los precios de 14,28% en la tarifa de voz. Así las cosas, la tarifa que se cobraba en voz pasó de $63 por minuto en el segundo trimestre de 2015 a $54 por minuto en el mismo lapso de 2016. 

En cuanto a la tarifa por Giga Bite de internet móvil, el precio promedio pasó de $36.000 pesos en el 2012 a 28.000 pesos en el 2015. En el segundo trimestre de 2016 el costo promedio de internet móvil bajó a 25.000 pesos, es decir, un descenso del 9 por ciento, según la CRC.

5 de diciembre de 2016 - Gracias a la denuncia del representante David Barguil advirtiendo sobre un ‘mico’ en la reforma tributaria que ponía a pagar retención en la fuente a más colombianos, la ponencia concertada con el Gobierno elimina esta modificación y deja la base de retención como se venía aplicando en el país. 

“Lo que se proponía inicialmente con la reforma tributaria era que las personas que tuvieran un valor base de $1’487.650 (después de los descuentos a que hubiera lugar) se les aplicaría una tarifa marginal de retención del 10%. Gracias a que alertamos en todos los medios de comunicación y advertimos al Ministro de Hacienda que no acompañaríamos esta medida, decidieron revertirla”, explicó Barguil. 

A sí la cosas, el cobro de retención en la fuente se mantiene como hasta ahora, es decir, que sólo los colombianos que ganan $2’800.000, después de los descuentos de ley, deben pagar retefuente. 

 

“Nosotros advertimos que no permitiríamos que se golpeara a los asalariados de clase media y de más bajos ingresos y afortunadamente fuimos escuchados”, concluyó el congresista.

30 de noviembre de 2016 – Durante la plenaria de la Cámara de Representantes que discute la refrendación del nuevo acuerdo de paz, el representante David Barguil propuso a los distintos sectores del país, que independiente a lo que se apruebe en el Congreso, se busque un mecanismo adicional que permita a los colombianos expresar su voluntad frente a lo pactado entre el Gobierno y las Farc. 

“Busquemos todos, partidos y sectores, Gobierno y oposición, los que estuvimos con el sí y con el no, un mecanismo adicional para que los colombianos se puedan expresar. Ese mecanismo nos debe permitir enfrentar la polarización que hoy vivimos. Los colombianos están ‘mamados’ de la peleas de los políticos y quieren vernos defendiendo los intereses de los ciudadanos y pasar la página de la confrontación”, aseguró el congresista. 

Barguil, junto a otros representantes del Partido Conservador firmaron una constancia en la que manifiestan que no están de acuerdo con la refrendación de los acuerdos de paz vía Congreso de la República, sino en la necesidad de que sean los colombianos quienes tengan la última palabra. Esto como muestra de coherencia frente a lo que la misma bancada del conservatismo había pedido el pasado 17 de mayo cuando se aprobó una proposición que condicionada la entrada en vigencia del acuerdo final a la refrendación popular. 

“Uno no cambia las reglas de juego al final del partido.  La democracia no nos puede gustar cuando ganamos pero no cuando perdemos. La democracia es, gústenos o no, el único mecanismo para ponernos de acuerdo en un Estado de derecho”, añadió Barguil. 

Finalmente, el representante hizo una reflexión. “Es muy triste que hoy se esté utilizando la paz como plataforma política por parte de los unos y de los otros. La paz no puede ser simplemente un caballito de batalla para ganar elecciones. Sigo insistiendo al Gobierno con humildad pero con sentimiento de compromiso democrático que reflexionemos y acudamos a una refrendación popular para garantizar la estabilidad de los acuerdos y para no poner en entredicho los principios y valores de la democracia”. 

“Le pido a los sectores que se han opuesto al acuerdo que, con generosidad, haya un reconocimiento de los avances que se dan en este nuevo texto frente a muchos de los temas planteados por ellos. Es el momento de la grandeza histórica, de pensar en esta patria, de defender la democracia y de trabajar unidos por sacar adelante la paz sin atropellar al pueblo colombiano que hace un mes se pronunció en las urnas”, concluyó Barguil.