ELECTRICARIBE

Servicio de energía en la costa caribe: obstáculo para el desarrollo

En octubre de este año se realizó el tan esperado debate de control político a Electricaribe y se hicieron siete denuncias fundamentales:

1. Inversiones públicas: la gran mayoría de inversión en ampliación de cobertura está siendo financiada por el Gobierno Nacional.

2. Descreme/energía social paga la tarifa más alta: la segmentación del mercado ocasiona que se imponga una tarifa más alta para los usuarios de los barrios subnormales que son los que atiende la empresa Energía Social. 

3. Denuncia FOES: el Gobierno aprobó recursos por más de 60.000 millones de pesos para pagarle a Electricaribe una deuda inexistente.

4. Regulación de la CREG: se denunció la creación de normas para beneficio exclusivo de Electricaribe como la resolución 101 de 2006 por la cual se creó el factor de riesgo de cartera que hace que los pobres subsidien a los pobres.

5. Vigilancia por parte de Superservicios: el esquema de sanciones del Estado no tiene la capacidad para controlar y generar cambios sustanciales en la gestión de las empresas del sector.

6. Calidad y denuncias ciudadanas: la empresa presentó 76 interrupciones usuario/año y pese a ello ha cobrado incentivos de 30 mil millones anuales aproximadamente por mejoras en la calidad del servicio.

Electricaribe remplaza los medidores por supuestas anomalías y al usuario le facturan un nuevo contador y no le devuelven el anterior.                                         

7. Presunto detrimento patrimonial: un porcentaje importante de los contratos presenta una diferencia entre el valor contratado, el total de la obra y el valor de recursos asignados del Estado.

Debido a que aún no se han tomado medidas por parte del Gobierno Nacional para afrontar esta problemática, el Representante David Barguil emprendió la campaña "Vamos jubilar las velas en la Costa” que consiste en instaurar comités de firmas con un plantón en lugares estratégicos en las principales ciudades en los 7 departamentos del Caribe colombiano. 

La iniciativa busca vincular a las personas y movilizarlas para que firmen por las diez soluciones reales a la problemática de Electricaribe.

La meta es recoger 500 mil firmas que luego serán llevadas ante el Ministerio de Minas y Energía como una acción de protesta ante la situación.